Productores de cemento confían en el futuro de la industria

La venta del producto disminuyó un 13.4% después que empezó la pandemia del covid-19

julio 20, 2020 12:55 pm

“Estamos confiados en que la solidez de nuestra industria se mantendrá hacia el futuro, permitiéndonos ser cada día más competitivos, habilitándonos a fomentar el crecimiento, generando más empleos, impulsando el negocio de nuestros clientes y proveedores y contribuyendo de un modo más sostenible a la sociedad dominicana”, planteó Adriano Brunetti, presidente de la Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (Adocem).

El sector construcción, a pesar de ser uno de los más rápidos en reactivar sus operaciones, fue uno de los más afectados por las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno a las actividades económicas para frenar los contagios por covid-19.

Para Adriano Brunetti, lo más difícil para la industria del cemento fue la incertidumbre en la que se encontraron luego de que el presidente Danilo Medina decretara un “estado de emergencia” en marzo por el nuevo coronavirus, cerrando de manera temporal las empresas que se consideraban no indispensables para la población, como ferreterías, tiendas de pinturas y herramientas para el hogar.

“Lo más difícil fue la paralización total de la construcción sin que se vislumbrara una apertura de esta en el corto plazo. Otros países, conociendo que la construcción estaba considerada como una de las actividades de menor riesgo de contagio, nunca cerraron la actividad constructora o la abrieron en el corto plazo”, expresó Brunetti.

Según representantes del sector construcción algunas de las consecuencias de las medidas impuestas por el Gobierno impactaron la comercialización del cemento. Su venta disminuyó 13.4%, al pasar de RD$7,022 millones en enero-abril de 2019 a RD$6,084 millones en igual período de 2020, una variación absoluta de RD$938 millones.

Las cementeras dejaron de producir 433,756 toneladas métricas de cemento (una baja de 24.1%) al bajar de 1,797,452 toneladas en 2019 a 1,363,696 en 2020, según estadísticas del Banco Central (BC).

Pero el presidente de la Adocem resalta la capacidad de la industria. “El sector cementero nacional tiene la característica peculiar de contar con una capacidad instalada de producción de cemento que alcanza los 8 millones de toneladas, lo cual garantiza una estabilidad de suministro para cubrir el crecimiento de la demanda del país, por los próximos 15 o 20 años”.

Exportaciones

No solo las ventas locales se vieron reducidas en el primer cuatrienio de 2020. Las exportaciones del producto también se frenaron producto del cese de operaciones, cuando se compara con los primeros cuatro meses de 2019 con el mismo período de este año.

Para enero-abril de 2020 se exportaron 227,639 toneladas de cemento, unas 56,793 toneladas menos que lo que se vendió en igual periodo de 2019 (284,433 toneladas).

En términos monetarios, los indicadores de producción y venta de cemento publicados por el BC Registran que en este año las ventas a alcanzaron RD$1,073 millones para RD$17 millones (1.6%) menos que el monto vendido el año pasado, el cual fue de RD$1,090 millones.

Brunetti explicó que, producto de la innovación tecnológica, para las industrias cementeras del país no ha sido difícil adaptarse a la producción en medio de la pandemia.

“La industria del cemento es una de las más modernas y avanzadas en términos tecnológicos y de innovación de procesos, por lo que no nos ha sido difícil adaptarnos a estos nuevos requerimientos de operación”, dijo.

Informó que, como en casi todas las industrias, han adoptado el teletrabajo como una forma de proteger la salud y seguridad de sus empleados, siempre que las posiciones lo permitan. Además, apoyan a sus trabajadores y los instruyen para prevenir el contagio en sus hogares.

Adelantó que la dinámica humana y productiva del sector cambiará y la necesidad de proteger a los trabajadores, junto a las restricciones derivadas del necesario estado de emergencia, colocan al sector de la construcción y a la economía en una “muy difícil situación”.

“No solo en el corto plazo, del cual ya sentimos sus efectos, sino al largo plazo acorde al tiempo que tome relanzar nuestra economía a los niveles a que estamos acostumbrados”, puntualizó Brunetti.

Fuente

Categoría: